23 curiosidades que harán que te enamores de Perú

Perú es un país de lo más interesante. Los que venimos de Europa encontramos América del Sur un continente muy atractivo para visitar porque nos permite vivir experiencias que no son habituales desde donde venimos. ¡Es la magia de las culturas! Hay un montón de detalles que hacen que Perú sea especial: desde su patrimonio y gastronomía hasta sus habitantes, tradiciones y peculiar forma de vida. Aquí tienes 23 curiosidades que seguramente no conocías de este país.

1. Lima tiene más de 10 millones de habitantes

Teniendo en cuenta que todo el país tiene más de 32 millones de habitantes, casi el 31% vive en Lima. De hecho, más del 75% de la población vive en entornos urbanos y ciudades de la costa. Si vas al Cerro San Cristóbal (el punto más alto de Lima en lo alto de una pequeña montaña) te sorprenderá lo que verán tus ojos. ¡Es imposible apreciar dónde termina la ciudad!

Lima de noche desde el Cerro San Cristóbal.
Lima de noche desde el Cerro San Cristóbal

2. Tienen dos monedas diferentes

La moneda oficial de Perú es el Sol Peruano (PEN) pero también utilizan Dólares Americanos (USD). Preguntamos a algunos locales y nos explicaron que lo más habitual es pagar en soles. Sin embargo, siempre suelen llevar dólares en la cartera porque para algunos servicios sale más a cuenta pagar en esta moneda. Como el Dólar es más estable que el Sol puedes ahorrar dinero según cómo pagues. Por ejemplo, los taxis y autobuses normalmente utilizan soles mientras que los hoteles y servicios turísticos se decantan por los dólares.

3. Hay monedas falsas circulando a grandes cantidades

A nosotros nos pasó una cosa muy curiosa. Quisimos pagar un taxi con una moneda de 5 soles y el conductor no quiso aceptarla. Nos dijo que preguntáramos en nuestro hotel si nos lo podían cambiar por otra pero no nos dio explicación ninguna. Esto nos hizo pensar que se trataba de una moneda falsa, a pesar de que ante nuestros ojos parecía totalmente normal. Además, cada vez que pagábamos en efectivo el empleado en cuestión examinaba cuidadosamente cada moneda o billete para comprobar que fueran originales.

Este tipo de fraude es tan común que hay hasta artículos que te ayudan a identificar estos casos.

4. No nieva por debajo de 3.000 de altura sobre el nivel del mar

En Perú hay clima tropical. Esto significa que tienes que irte a por lo menos 4500 metros de altura para ver la nieve. Debajo de esta elevación solo encontrarás lluvia o áreas extremadamente secas, pero nada más. Aquí en España ya estaría todo completamente nevado por aquel entonces.

Puede que no encuentres nieve pero puedes verte ante enormes tormentas de granizo como esta que nos pilló en la isla de Amantaní, en Puno.
Puede que no encuentres nieve pero puedes verte ante enormes tormentas de granizo como esta que nos pilló en la isla de Amantaní, en Puno

5. No es peligroso si tú no lo haces peligroso

Antes de viajar a Perú nos advirtieron repetidas veces que tuviéramos cuidado con los robos, violaciones, secuestros, fraudes… Sin embargo, a nosotros no nos pasó nada. Está claro que hay áreas más conflictivas que otras. La clave está en informarse sobre las precauciones que debes tomar cuando visites un país diferente y averiguar cuáles son las zonas menos seguras. Si vas con cuidado las probabilidades de que te pase algo peligroso serán menores.

6. Es posible escalar la montaña de Huayna Picchu

Aunque parezca demasiado escarpada desde abajo, los Incas eran personas muy inteligentes y crearon una forma de llegar a la cima del Huayna Picchu de manera fácil. Hay escaleras de piedra y barandillas que ayudan muchísimo en la subida. Es cierto que la caminata es cansada y tienes que estar medianamente en forma, pero eso no significa que no puedas hacerlo. Cuando pasas el control de visitantes tienes 2 horas para subir la montaña y regresar. ¡Tiempo de sobra!

Huayna Picchu, Perú
De camino a la cima del Huayna Picchu

7. Perú tiene alrededor del 80% de climas del mundo

Básicamente, cada área del país tiene un clima distinto. Puedes congelarte en Puno y luego morirte de calor en la selva amazónica. Si estás planeando viajar a Perú, prepárate para llevar diferentes tipos de ropa. Nunca sabes lo que te puedes encontrar.

8. El Oasis de Huacachina no está en medio de la nada

¡No te dejes engañar por las fotos! El Oasis de Huacachina no está en un lugar remoto y paradisíaco, sino “enganchado” a la ciudad de Ica, tal y como puedes ver en la imagen principal de esta publicación:

Perú
Desde lo alto de una duna del desierto de Huacachina, con Ica en la lejanía

Al principio pensábamos que estaría lejos de la civilización pero solo hay una carretera muy corta que conecta Ica y Huacachina. Vamos, que en menos de dos minutos estás en el oasis. Las fotos pueden jugar una mala pasada a veces pero oye, ¡no todos los días puedes ver un oasis en medio de la civilización!

9. Los taxis no tienen taxímetros

Lo que pagas es lo que negocias con el conductor ANTES de entrar en el taxi. El regateo de precios es clave si quieres ahorrar dinero en Perú. Y créeme, los conductores peruanos son los maestros de la negociación.

En zonas turísticas como aeropuertos, estaciones de autobuses u hoteles puedes encontrar compañías de taxi oficiales que ofrecen precios estándar que no puedes regatear. Las compañías oficiales suelen estar en la entrada de los establecimientos. Si sales fuera encontrarás a taxistas “dudosos”. Normalmente éstos suelen llevar una tarjeta que “asegura su legalidad” y te suelen ofrecer la mitad de precio que las compañías oficiales.

Y todavía hay más. Si te vas aún más lejos del establecimiento encontrarás un tercer tipo de taxistas: personas no autorizadas que utilizan sus propios coches para transportar a gente.

A modo resumen: comprueba siempre que el taxi sea legal y llegarás sano y salvo a tu destino.

10. Los guías peruanos están entre los mejores del mundo

Es increíble la pasión y motivación que irradian cuando explican. Además de conocer todo a la perfección, te hacen sentir fascinado sobre todo lo que ves. Aquí en Europa tengo la impresión de que los guías memorizan lo que tienen que decir porque “es su trabajo”. La diferencia es notable, al menos en base a mi experiencia.

Nuestro súper guía en Machu Picchu
Nuestro súper guía en Machu Picchu

11. Solo hubieron 14 “Incas” en Perú

¿Sabías que la denominación de “incas” para referirse a toda la población es errónea? El Inca era solo el líder, lo que significa que durante cada imperio incaico solo había uno. Y, de hecho, solo hubo 14 en toda la historia. La manera correcta para hablar del resto de ciudadanos es “quechua”, un término que también da nombre a su idioma oficial.

12. El Cañón del Colca es más grande que el Gran Cañón del Colorado

Aunque el Gran Cañón del Colorado de Estados Unidos sea el más famoso, el Cañón del Colca de Perú es el doble de profundo. No solo eso, también es una de las cadenas montañosas volcánicas más activas del mundo. Aparentemente hay varias maneras de medir la profundidad de los cañones y cada fuente tiene su propio ranking.

Según este artículo de The National Geographic el Cañón del Colca es el segundo más grande del mundo, con 3.200 metros frente a los 4.375 del Cañón de Kali Gandaki de Nepal.

Esta es solo una pequeña parte del Cañón del Colca
Esta es solo una pequeña parte del Cañón del Colca

13. Los peruanos publicitan candidatos políticos en las paredes de sus casas

En lugar de promocionar campañas con flyers o pósters, los partidos políticos pagan a los dueños de las casas para pintar murales en sus fachadas. Básicamente, todas las paredes de la propiedad en cuestión están decoradas con mensajes publicitarios de políticos.

14. La llama, la alpaca y la vicuña no son los mismos animales

Y, además, hay varias cosas que las diferencian. Las llamas tienen las orejas largas y curvadas con forma de plátano, el cuello y las patas más largas y una posición más erguida. Las alpacas son más pequeñas, tienen las orejas más cortas y en forma de lanza, y su pelo es más finito. Las llamas son el doble de grandes que una alpaca y tienen el pelaje más grueso y corto.

En cuanto a su uso, las llamas se suelen ver más como animales de trabajo. Las alpacas, como tienen un pelaje mullido como el algodón, se usan más para fines turísticos. Sobre todo para que las personas puedan acariciarlas o echarse fotos con ellas.

A diferencia de las llamas y las alpacas, las vicuñas no son animales domésticos y están protegidas por el gobierno. No se les puede matar por su pelaje (que, por cierto, es bastante caro).

En orden: llama, llama y alpaca.
En orden: llama, llama y alpaca

15. No beses a los peruanos (o peruanas) dos veces

A diferencia de España, en Perú solo se dan un beso cuando se saludan. Si intentas darles dos besos a un peruano o peruana puede parecer un tanto extraño (o pueden interpretar que vas con otras intenciones…).

16. Apenas hay señales de tráfico y pasos de peatones

¡Ten cuidado si vas por la carretera! Durante nuestro viaje vimos una gran cantidad de “intentos de choque”. Sin embargo, los peruanos ya han dominado el arte de evitar accidentes. ¡Siempre salvan la situación en el último momento! Eso sí, si ves un paso de cebra seguramente sea solo una decoración de la calle. Al principio estábamos un poco confundidos porque no sabíamos que hacer. Nos quedábamos esperando en la acera hasta que un coche se detuviera y nos dejara cruzar… pero sin éxito. Después de observar a algunos lugareños vimos que la técnica era simplemente pasar entre los coches y confiar en que ninguno te atropellara.

17. Puedes ver las líneas de Nazca desde la carretera

Si vas en coche por la carretera de la Panamericana Sur hay algunos letreros que indican que allí hay una línea de Nazca. De hecho, mientras íbamos en autobús vimos una parte de una figura junto a la carretera, aunque no supimos identificar cuál era.

Por otro lado, cuando vimos las líneas desde la avioneta no parecían tan grandes como realmente eran. Desde las alturas se podían apreciar tanto las líneas y las figuras como las largas carreteras que recorren el país.

Nazca lines, Perú
Vistas de las líneas de Nazca desde la avioneta

18. Sólo hay un aeropuerto que conecta con Europa

Y es el aeropuerto internacional Jorge Chávez de Lima. Esto significa que independientemente desde donde quieras empezar tu viaje a Perú viniendo de un país europeo, siempre tendrás que hacerlo desde la capital. Los demás aeropuertos solo conectan rutas nacionales o internacionales con otros países sudamericanos.

Según nos contaron algunos locales, hay proyectos para crear más aeropuertos internacionales pero no avanzan porque competirían directamente con el de Lima y esto podría acarrear problemas.

19. Cada región de Perú tiene sus propios platos típicos

No encontrarás la misma comida en las montañas, en la costa o dondequiera que vayas. Me pareció especialmente interesante que, a pesar de la gran variedad de platos que tienen, siempre cocinan con una limitada lista de ingredientes. Entre éstos se incluyen patatas, arroz, pollo y algunas verduras.

Peruvian Chicken
Delicioso pollo peruano con arroz y patatas, típico de la región de Cuzco

De hecho, hay un restaurante llamado Mater Iniciativa que investiga y ofrece platos típicos de cada zona de Perú. ¡Os recomiendo echarle un vistazo!

20. El efectivo es el rey de las transacciones

En la mayoría de establecimientos no aceptan pagos con tarjeta a menos que sean servicios turísticos como hoteles o algunos restaurantes. La mejor forma de pagar es en efectivo porque lo aceptan en todos los sitios (siempre y cuando las monedas o billetes sean originales).

21. La Coca es el remedio contra el mal de altura

Cuando llegamos a Cuzco me empecé a encontrar un poco regular debido al famoso mal de altura. Al principio no estaba muy segura de si tomar el “Mate de Coca”, la supuesta solución al problema. Sin embargo, una vez lo probé me di cuenta de que tampoco sabía tan mal. De hecho, estaba hasta bueno. Es como un té de hierbas y, aunque su sabor es poco común, con el tiempo te acostumbras. Yo empecé a tomarlo hasta para desayunar.

No obstante, reconozco que personalmente no tuvo mucho efecto para combatir el mal de altura. Por suerte, fui previsora y me llevé algunas pastillas por si acaso.

Drinking Mate de Coca in Perú
Bebiendo Mate de Coca en Perú

22. Los estómagos de los peruanos están hechos de acero

En áreas rurales los peruanos no beben agua embotellada y no tienen ningún problema estomacal. Antes de viajar a Perú nos avisaron de que tuviéramos cuidado con el agua del grifo porque podía tener un montón de bacterias. No solo eso, si comías alimentos que habían sido lavados con este agua también te arriesgabas a pasar los próximos días en el baño.

Si el agua está hervida o los alimentos han sido cocinados, entonces no hay problema. Las bacterias ya se han ido.

23. Inca Kola no es Coca Cola

En Perú es muy común beber un refresco que se llama Inca Kola. Debido a su color y su textura, parece una Coca Cola amarilla pero el sabor es completamente diferente, aunque pertenezca en parte a The Coca Cola Company. Yo diría que es como una mezcla entre gaseosa y Red Bull. Según nos dijeron algunos peruanos, puedes amarla u odiarla.

Drinking Inca Kola in Perú
Las últimas Inca Kolas del viaje. ¡Hasta pronto, Perú!

¿Y tú? ¿Conoces alguna curiosidad más de Perú? Si ya has estado allí o si por el contrario has encontrado algún hecho o anécdota interesante sobre este país, te invito a compartirlo con nosotros en los comentarios.

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo! 🙂

Una respuesta a “23 curiosidades que harán que te enamores de Perú”

  1. En las Líneas de Nazca cuesta un poco apreciar directamente desde el suelo, es muy complicado identificar la figura desde la tierra. Más sin embargo desde el aire es otra cosa, desde la avioneta se aprecian a detalle las lineas de Nazca. Con https://www.aeronasca.com/ puedes hacerlo, brindan un gran servicio y al mejor precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *