Celebrando mi cumpleaños buscando cuadernillos por Eslovaquia

Ždiar, 9 de agosto de 2018.

Hoy es mi cumpleaños. ¡Felicidades, Raquel! ??

Me hago un año más mayor pero soy de las que piensan que mientras sepamos llevarlos con alegría y optimismo, ¡bienvenidos sean!

Este ha sido el primer cumpleaños que he pasado fuera de casa. Normalmente siempre lo hacía en Chiclana de la Frontera (mi ciudad natal), en Barcelona (donde vivo) o bien en el Leyendas del Rock, que siempre cae sobre estas fechas. Sin embargo, esta vez ha sido muy especial porque lo he pasado en Ždiar, un pueblecito en los montes Tatras de Eslovaquia. Ha sido un día tranquilo pero a la vez muy mágico e inusual.

Vistas de los montes Tatras desde la terraza de The Ginger Monkey
Vistas de los montes Tatras desde la terraza de The Ginger Monkey

En búsqueda de cuadernillos

Como os contaba el otro día, mi amiga Karolina y yo tuvimos la idea de formar un dueto musical y empezamos a practicar con canciones sencillitas. Nos lo tomamos muy en serio y llegamos a la conclusión de que, si queríamos progresar, necesitábamos algo de “material profesional”. Nuestra primera adquisición tenía que ser un cuadernillo para apuntar nuestras canciones y otra información relevante para nuestro proyecto.

Buscamos en Google si en Ždiar había tiendas donde vendieran libretas, cuadernillos o algún tipo de material de oficina. No encontramos gran cosa a excepción de un pequeño establecimiento donde PARECÍA que tenían. Fuimos a pasear por el pueblo y a echar un vistazo a este sitio para probar suerte. Sin embargo, por más que miramos en las estanterías no había ni rastro de cuadernos. Nos pareció bastante raro que no tuvieran y preguntamos a la chica. Efectivamente, nos confirmó que no tenían ni allí ni en todo Ždiar. 

El sitio más cercano donde tenían material de oficina era el Lidl de Kežmarok, que estaba a una media hora en moto. No nos faltó tiempo para volver al hostal, coger la moto y emprender camino a esta localidad eslovaca. ¡Todo por nuestros preciados cuadernillos! La apuesta más segura era ir a Poprad, que es una de las ciudades más grandes. No obstante, este pueblo nos pillaba más cerca. Queríamos acabar con las compras lo antes posible para ahorrar tiempo.

Mi cumpleaños: la celebración

En el Lidl de Kežmarok también compramos material para celebrar mi cumpleaños esta noche. Es decir, velas, un pastel de Tiramisú, un champán para brindar y unas mini botellitas de diferentes licores herbales típicos de Eslovaquia a modo de degustación. Por la noche estuvimos en la terraza de The Ginger Monkey disfrutando de la oscuridad, el cielo estrellado y el aire refrescante de las montañas. Como no, soplé las velas de la tarta y pedí mi deseo 🙂

Mi improvisada tarta de cumpleaños :)
Mi improvisada tarta de cumpleaños 🙂

Eso sí, antes de la celebración estuvimos haciendo los deberes y practicando para nuestro futuro.

Practicando para nuestro futuro musical
Practicando para nuestro futuro musical

Jamás pensé que pasaría mi cumpleaños de esta manera. Es decir, buscando cuadernillos por media Eslovaquia y celebrándolo en un hostal en las montañas. Sin embargo, reconozco que ha sido muy divertido y seguramente lo recordaré con mucho cariño. ¡A ver qué me depara el siguiente!

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo! 🙂
error

Una respuesta a “Celebrando mi cumpleaños buscando cuadernillos por Eslovaquia”

  1. Jo t’anava a dir que “si eso” al teu aniversari d’enguany, tendràs una nova companyia i un regal illenc.
    Que no són bromes, OJU.
    I per llegir i escriure, rondaies de les nostres!
    No sé si serà tan original com el del teu 27è aniversari però et puc assegurar que serà el més divertit i amb la millor companyia.
    Per sa Queleta de sa vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *