Pesca en el hielo: cómo acabar con tu paciencia en pocos minutos ?>

Pesca en el hielo: cómo acabar con tu paciencia en pocos minutos

Savitaipale, 10 de febrero de 2018.

Hacía ya días que teníamos pensado ir al lago Kuolimo para probar la pesca en el hielo, también conocida como ice fishing. Aquí en Finlandia es un tipo de pesca muy tradicional, y no es para menos, ya que la mayor parte del año hace frío y está todo congelado. Lo más habitual es pescar en el centro de los lagos o en las cabeceras de las bahías.

Hoy hemos conseguido el equipo necesario para hacer pesca en el hielo, así que al acabar la jornada de trabajo hemos ido al lago Kuolimo a probar suerte. Una de las dudas que teníamos era si era legal pescar en cualquier sitio pero parece ser que para según qué lugares no necesitas ninguna licencia para hacerlo.

Cómo empezar la pesca en el hielo

Como norma general, hay que hacer el agujero a un mínimo de 15 metros de la carretera. Si lo haces muy cerca, el agujero se puede hacer más grande y provocar un accidente. Nosotros hemos escogido tres sitios junto a boyas para poder sentarnos sobre ellas mientras esperamos. Ya nos veíamos venir que tendríamos que estar esperando durante un buen rato…

Lo primero que hemos hecho ha sido cavar el primer hoyo con el sacacorchos. Para nuestra sorpresa, la capa de hielo era bastante gruesa y había que hacer bastante fuerza para hacer el agujero. Yo pensaba que al hacer el hoyo el hielo se resquebrajaría y se iría ensanchando pero no fue así. Para hacerlo más grande, teníamos que meter el sacacorchos en el agujero y sacarlo para extraer agua y que no se congelara. Si no, el hoyo se empezaba a congelar poco a poco de nuevo.

Preparando los anzuelos

Después de hacer el primer agujero montamos las cañas y cavamos dos más. Cuantas más posibilidades de pescar algo, mejor. Teníamos 3 cañas en buen estado, así que enganchamos el cebo en los anzuelos y las metimos en los respectivos hoyos. Uno de mis compañeros tuvo la estrategia de poner Avecrem en el agua para atraer a los peces. Sinceramente, no estoy segura de que funcionara…

En la bolsa para pesca en el hielo había una especie de mangos que sirven para agarrarte al hielo si te caes. Si por algún motivo te caes al agua helada e intentas salir, es imposible atenerte al hielo porque resbala y dificulta las posibilidades de salir. Además de que te congelas ahí mismo y no te da tiempo de hacer nada…

Y a esperar…

Total, hicimos los agujeros, preparamos todo y nos sentamos con nuestras cañitas a esperar. Pasaban los minutos y nada de nada… En teoría el amanecer y el anochecer son los mejores momentos para pescar en hielo y es cuando se supone que los peces están más activos. Estuvimos esperando en el lago con las cañas en nuestros respectivos sitios hasta que empezó a anochecer. Yo personalmente me cansé de esperar y me volví a casa al cabo de un rato, pero mis compañeros se quedaron allí unos 20 minutos más. Hacía mucho frío y practicar la pesca en el hielo requiere mucha paciencia porque puedes llevarte horas y horas y no pescar absolutamente nada.

Tal y como esperábamos, hoy la pesca en el hielo ha sido un poco fail. Además, buscando en Internet vimos que la hora a la que habíamos ido no era la mejor de todas. De todas formas, queremos volver otro día al mediodía para probar suerte de nuevo. ¡La esperanza es lo último que se pierde!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *