Los 10 rincones más interesantes del Castillo de Edimburgo

El Castillo de Edimburgo es, probablemente, lo primero que se te viene a la cabeza cuando piensas en la capital escocesa. ¡Excepto si eres un/a fan de Harry Potter! Debido a su tamaño y a su historia, hay un montón de lugares que ver y puedes estar fácilmente unas tres horas visitándolo. En esta ocasión te lo pongo fácil: aquí tienes los 10 lugares imprescindibles que debes ver en el Castillo de Edimburgo, y cuál es la historia de cada uno de ellos.

Para ponerte en contexto, el Castillo de Edimburgo es una antigua fortaleza situada encima de una colina de roca volcánica. Fue construido en el siglo XII para defender la ciudad. El castillo empieza en lo alto (y principio) de la Royal Mile, la calle más larga y principal área de actividad del casco antiguo de Edimburgo. De hecho, el castillo es la atracción turística más visitada de Escocia.

Los 10 rincones fundamentales del Castillo de Edimburgo

El Cañón One O’Clock

La señal emitida de este cañón servía originariamente para avisar de la hora a los barcos de los puertos. Había un reloj, pero como el clima escocés es como es, la hora no siempre era visible desde el mar. Por eso, en el año 1861 se disparó por primera vez el One O’Clock Gun a la 1 del mediodía. Actualmente ya no se utiliza, pero la ceremonia se sigue haciendo cada día a la misma hora en el lado norte del castillo. Si vas a ir a verlo, te recomiendo ir con suficiente antelación (al menos 15 minutos antes) para que encuentres un buen lugar para verlo. Hay mucha gente y si vas justo puede resultar complicado. Los mejores sitios son o enfrente del cañón o en la zona alta del castillo. En cualquier caso, ¡sé puntual! El cañón no espera a los tardones.

One O'Clock Gun

Capilla de Santa Margarita

¿Sabías que esta pequeña capilla es la más antigua de Edimburgo? A pesar de los repetidos ataques al castillo, a día de hoy sigue en pie. Es un edificio y humilde edificio rectangular con vidrieras, un altar y otros artículos de culto representativos. Fue construida en 1130 bajo el mandato del rey David I como dedicatoria a su madre, la Reina Margarita..

St Margaret's Chapel

Mons Meg

El nombre no es muy descriptivo, pero Mons Meg es un enorme arma de asedio situada en lo alto del castillo, junto a la Capilla de Santa Margarita. Fue construida en Bélgica y fue un regalo para el rey. Tiene un peso de más de 6 toneladas (casi 7000 kg). ¡Casi nada!

Mons Meg

El Gran Salón

El Gran Salón está en el corazón del Castillo de Edimburgo y fue construido como punto de encuentro para el Parlamento escocés. Después se convirtió en un cuartel para los soldados y, más tarde, en un hospital. Hoy en día funciona como exposición de armas y armaduras.

The Great Hall

Prisiones de guerra

Es una recreación de cómo vivieron prisioneros provenientes de España, Francia, Estados Unidos, los Países Bajos o Italia durante su arresto en las guerras inglesas. Es muy curioso ver cómo se las arreglaban para sobrevivir allí. La prisión es muy oscura y fría, y un montón de prisioneros tuvieron que apañárselas para vivir juntos en este lugar tan pequeño. Hay camas, una cocina e incluso mesas donde jugaban para pasar el rato.

Prisons of war

Prisiones militares

Justo enfrente de las prisiones de guerra están las celdas donde los oficiales militares cumplieron sus condenas. Adivina cuáles eran algunos de los motivos para ser encarcelados… ¡Emborracharse durante el turno!

Como ves, estas prisiones son totalmente diferentes de las anteriores. Habían celdas individuales, bien iluminadas y, obviamente, mucho más limpias.

Military prison

Las Joyas de la Corona Escocesa

Se encuentran en el primer piso del Palacio Real y alberga la Corona, el Cetro y la Espada del Estado que se utilizaron para coronar a muchos monarcas. Fueron escondidas y cerradas bajo llave durante muchos años hasta que las descubrieron.

Para verlas tienes que hacer cola y ser rápido ya que tendrás unos cuantos turistas detrás. Ah, y está prohibido tomar fotos 🙁

La Torre de David

Este fue uno de los lugares que más me llamaron la atención del Castillo de Edimburgo. De hecho, estuve un rato buscándolo sin éxito, ya que la “torre” está bajo tierra. La Torre de David fue la primera residencia real en el castillo y jugó un papel importante en la historia de Escocia. Por ejemplo, ¿sabías que las joyas de la corona se escondieron aquí durante toda la 2ª Guerra Mundial?

David's tower

Además, esta torre también fue testigo de dos trágicos momentos. El primero fue La Cena Negra y sus protagonistas fueron los jóvenes hermanos Douglas, pertenecientes a un antiguo linaje familiar de las Tierras Bajas de Escocia. En esta cena fueron acusados de traición y les sirvieron una cabeza de toro negro en el plato ante la presencia del pequeño rey James II, que tenía tan solo 10 años. Ambos fueron decapitados en el patio del castillo. Por cierto, esta historia fue la que inspiró la tragedia de la Boda Roja de Juego de Tronos.

El segundo acontecimiento que tuvo lugar en la Torre de David fue el encarcelamiento del Duque de Albany por conspirar contra su hermano. Por cierto, este personaje escapó emborrachando a sus guardias y bajando por una cuerda desde la ventana.

El Palacio Real

Este majestuoso edificio nos ayuda a ver e imaginar cómo vivían los reyes y reinas de la época: ¡rodeados de riqueza y comodidades! La Reina María de Escocia tuvo a su hijo en una de las habitaciones de este palacio. Se dice que el nacimiento fue tan difícil que una de las damas de honor de María hizo magia para transferir los dolores del parto a uno de los sirvientes.

Royal Palace

Monumento Nacional de la Guerra de Escocia

Está situada en la Plaza de la Corona, en el corazón del castillo. Este edificio conmemora el sacrificio de los escoceses en conflictos como la Gran Guerra o la 2ª Guerra Mundial. No solo hace homenaje a los soldados pero también a los servicios de las mujeres, de enfermería y a las víctimas civiles desde 1914 hasta ahora. Aquí tampoco se permitía hacer fotos.

¡Bonus!

El Cementerio de Perros

Sí, ¡hay un cementerio de perros en el castillo! Se puede ver desde el mismo sitio donde se hace la ceremonia del Cañón One O’Clock. Es como un pequeño jardín que se utilizaba para enterrar a los perros y mascotas de los oficiales. No se puede acceder y solo se puede ver desde arriba.

Dog cemetery

Vistas panorámicas desde las alturas

El Castillo de Edimburgo ofrece unas preciosas y completas vistas de toda la ciudad. ¿Cuántos lugares puedes reconocer en esta foto?

Edinburgh Castle

Información útil:

El Castillo de Edimburgo abre cada día a las 9:30 y cierra a las 18:00 en verano y a las 17:00 en invierno. El último acceso es una hora antes del cierre. El ticket para adultos entre 16 y 59 años cuesta £16.00 (21€) y el de niños entre 5 y 15 años £9,60 (13€). También hay descuentos para desempleados, personas de la tercera edad, jóvenes y portadores de carnés especiales como el Euro 26 o el Explorer Pass. Aquí te dejo toda la información.

¡Espero que disfrutes de la visita! Si quieres saber más sobre qué lugares ver en Escocia, te recomiendo echar un vistazo a este enlace.

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *