Estrellas fugaces en las montañas con la app de Star Chart

Zakopane, 4 y 5 de agosto de 2018.

Después de la ruta de senderismo a Giewont, Kasprowy Wierch y la frontera con Eslovaquia que hicimos el otro día, me he tomado un tiempo de descanso. Estaba súper cansada y tenía las rodillas hechas polvo de tanto subir y bajar montañas. Por eso, estos dos días no he hecho nada del otro mundo. Aparte de estar con mis compañeros del hostal, he aprovechado para escribir en el blog o, simplemente, vaguear.

4 de agosto: noche de estrellas fugaces

El día 4 por la noche estuvimos en la terraza del Good Bye Lenin Hostel viendo las estrellas. Y es que, ¡estamos en plena época de Perseidas! De hecho, la semana que viene (entre los días 11 y 13) será el máximo y se podrán ver perfectamente. Claro, si el tiempo lo permite. Este día tuvimos bastante suerte porque el cielo estaba despejado y se podían ver las estrellas con mucha claridad.

Como tenía curiosidad por saber qué constelaciones teníamos arriba, me descargué una aplicación para el móvil que se llama Star Chart. La app calcula la posición de las estrellas y planetas visibles desde la Tierra. Funciona a tiempo real y te muestra con precisión dónde están. Puedes mirarlo tanto de día como de noche (aunque tiene más sentido cuando está oscuro). Va con el GPS del móvil y cuando apuntas hacia una estrella o planeta la aplicación te muestra su información y las constelaciones. También se puede ver el cielo “al otro lado del planeta” si apuntas con el móvil hacia abajo.

Estuvimos observando las estrellas acompañados por un delicioso hidromiel de Polonia. Vimos unas 3 o 4 estrellas fugaces y, como no, pedimos los correspondientes deseos. También estuvimos resolviendo adivinanzas varias con mis compañeros. Poco a poco todos se fueron yendo a dormir pero mi amiga Karolina y yo nos quedamos un rato más para aprovechar la noche tan bonita que hacía.

5 de agosto: día de adivinanzas

El día 5 tampoco hicimos nada fuera de lo común. Dentro de unos días será mi cumpleaños y lo pasaré con mi amiga en Eslovaquia, así que llamé al hostal The Ginger Monkey para reservar nuestra estancia. En concreto, iremos a Ždiar, un pueblecito muy pequeño al otro lado de los montes Tatras. No está muy lejos pero tengo curiosidad por ver cómo es la zona eslovaca de las montañas y las rutas de senderismo de la zona.

Hoy también ha llegado una nueva voluntaria al hostal. Se llama Ellie y es de Montréal (Canadá). Hemos estado jugando al Dobble en el salón con el resto de compañeros y, de nuevo, resolviendo adivinanzas un tanto peculiares. En concreto, la de “I have a stick”, la de “dibujar la luna” y la de “cuántos elefantes hay en la habitación”. Si conoces alguna de ellas, ¡házmelo saber en los comentarios! 😀

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *