Free walking tour por Kazimierz, el barrio judío de Cracovia

Cracovia, 6 de julio de 2018.

Después de hacer el free tour por el casco antiguo de Cracoviadecidí unirme a otra actividad organizada por la misma compañía: Free Walkative Tour. En esta ocasión, escogí el recorrido por Kazimierz, el barrio judío de la ciudad.

Free walking tour por Kazimierz

La comunidad judía abarca una parte fundamental en la historia de Polonia principalmente por los trágicos acontecimientos que sucedieron durante la ocupación nazi y el Holocausto. Hasta mediados del siglo XVI, Kazimierz fue un importante centro cultural de la población judía. Sin embargo, en la Segunda Guerra Mundial miles de judíos tuvieron que mudarse a este barrio y vivir excluidos del resto. Más tarde serían aniquilados en los campos de concentración.

En esta ocasión nuestra guía fue Isabela, también polaca. La pobre se estresaba con frecuencia con el ruido de la calle porque interrumpía su explicación. Comenzamos el tour a las 15:00h y terminamos a las 17:30h. En este grupo eramos menos que en el del casco antiguo. La mayoría eran parejas o familias que venían juntas. En este enlace os dejo la información del tour de Kazimierz que hice yo.

Mapa de la ruta por Kazimierz, el barrio judío
Mapa de la ruta por Kazimierz, el barrio judío

Durante el recorrido vimos casas y plazas emblemáticas de la comunidad judía, así como las siete sinagogas de Cracovia.

Antigua casa de Henryk Vogler, novelista polaco
Antigua casa de Henryk Vogler, novelista polaco
Sinagoga de Isaac
Sinagoga de Isaac

Personalmente este tour fue muy diferente al anterior a nivel emocional. Por un lado, vi cómo Kazimierz había sido la sede de una comunidad rica en historia, cultura y tradiciones. Por otro, me entristecía pensar que estábamos paseando por las mismas calles donde vivieron miles de judíos antes de ser asesinados por la Alemania nazi.

Escaleras donde se rodó una escena de La Lista de Schindler, entre las calles Meiselsa y Jozefa.
Escaleras donde se rodó una escena de La Lista de Schindler, entre las calles Meiselsa y Jozefa.

Podgorze

Otro de los lugares que visitamos fue el distrito de Podgorze, el auténtico gueto judío de Cracovia. Lo creó el régimen nazi en 1941 para “limpiar” de judíos el centro de la ciudad. Todavía se pueden visualizar los restos del muro que separaban el barrio del resto de la ciudad en algunas zonas. Como curiosidad, las paredes fueron construidas como las tumbas judías que simbolizaban el trágico destino de las personas esclavizadas.

Oficina de empleo que utilizaban los nazis para llevar a los judíos a los campos de concentración
Oficina de empleo que utilizaban los nazis para llevar a los judíos a los campos de concentración.
Edificio de la Organización Judía de Ayuda Social
Edificio de la Organización Judía de Ayuda Social. Cerca de aquí hay un establecimiento para cuidar a niños entre 6 y 14 años. Los nazis los asesinaron a todos.

Pasamos por la plaza Bohaterów, donde se seleccionaba a los judíos que iban a ser llevados al campo de concentración de Auschwitz. Nuestra guía nos explicó que los nazis les engañaban diciéndoles que iban a llevarles a un sitio mejor cuando en realidad iban a ser torturados. Como nadie regresaba nunca, no eran conscientes de la cruda realidad. Hoy en día en esta plaza hay un monumento de sillas, un homenaje de Roman Polański para recordar a los judíos que tuvieron que dejarlo todo con sus pertenencias a cuestas. El cineasta vivió de primera mano las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial y sobrevivió al gueto de Cracovia haciéndose pasar por hijo católico en familias de acogida.

Monumento de sillas de Roman Polanski
Monumento de sillas de Roman Polanski.

También pasamos junto a la Farmacia del Águila, la única del gueto durante la ocupación nazi y lugar de refugio de muchos judíos.

Fábrica de Oskar Schindler

Nuestro tour por Kazimierz terminó en la fábrica de Oskar Schindler, conocida por su aparición en la película “La lista de Schindler”. Para entrar tenías que reservar tu plaza con antelación por Internet o unirte a alguna visita organizada de pago.

Oskar Schindler es una figura importante en Polonia. Fue un afiliado del Partido Nazi que contribuyó a salvar el mayor número de judíos durante la ocupación. Tenía habilidad para los negocios y esto le facilitó codearse con la cúpula. Durante la invasión de Polonia, Schindler compró una fábrica de ollas y contrató a judíos que trabajaban en el campo de concentración de Plaszow. Cuando la fabricación de ollas dejó de ser rentable comenzó un negocio de cápsulas de proyectiles para continuar protegiendo a sus trabajadores. De hecho, dio la orden de que una parte de los proyectiles fueran defectuosos. Salvó a más de 1.200 personas de ir a los campos de concentración.

Entrada a la Fábrica de Schindler
Entrada a la Fábrica de Schindler.

Actualmente, en la fábrica hay varias exposiciones. La más visitada es la que relata los acontecimientos sucedidos en Cracovia bajo la ocupación nazi entre 1939 y 1945.

En búsqueda de un cajero

Cuando terminamos el tour de Kazimierz comencé el camino de vuelta al centro, que estaba a una media hora andando.

Anocheciendo en la Plaza del Mercado
Anocheciendo en la Plaza del Mercado.

Empezó a llover a mares pero tenía una misión por delante: conseguir złotys. De momento había estado sobreviviendo con euros y mi tarjeta bancaria pero nunca está de más tener algo de efectivo a mano.

Encontrar un cajero donde no me cobraran comisión fue una auténtica odisea. Para viajar utilizo la tarjeta Revolut, que permite sacar dinero de cualquier cajero del mundo al tipo de cambio actual. Antes utilizaba las de bancos españoles pero me cobraban una comisión exagerada tanto al retirar como al pagar con tarjeta.

En todos los Bankomat Euronet me cobraban 13PLN (3€) extra por el cambio de divisa. Es una comisión del cajero y no de la tarjeta de crédito pero no me apetecía tener que estar regalando dinero cada vez que sacara. En el centro de Cracovia solo encontré Bankomat Euronet y barajé la posibilidad de cambiar efectivo en alguna casa de cambio.

Sin embargo, no me di por vencida y después de probar sin éxito en unos 10 cajeros encontré el banco que me salvó la vida: Bank Polski. Estaba justo al lado de la calle de mi hostal y pude retirar dinero perfectamente sin ningún tipo de comisión. ¡Os lo recomiendo totalmente!

Cena en Gospoda Koko

En el hostal donde estoy alojada me recomendaron ir a cenar a un restaurante llamado Gospoda Koko. Es un establecimiento de dos plantas donde sirven un menú cerrado en el que tienes varias opciones para cada plato. Puedes escoger entrante, principal, acompañante y ensalada.

Entrada del Gospoda Koko
Entrada del Gospoda Koko.

Yo me pedí Żurek de entrante, que es una sopa típica polaca hecha de harina de centeno, carne y patatas, y condimentada con especias. De segundo, opté por el pollo con crema de queso y patatas fritas. De ensalada escogí la de lechuga y sour cream. Todo estaba riquísimo, y el menú entero me salió por 17PLN (3,90€ 😱). ¡Bueno, bonito y barato!

Mi menú (el Zurek ya estaba casi acabado...)
Mi menú (el Zurek ya estaba casi acabado…)

Era viernes noche y se notaba muchísimo el ambiente que había en la Plaza del Mercado. La ciudad estaba iluminada y a reventar de gente dispuesta a darlo todo. Nada que ver con la Cracovia diurna, donde predomina la calma y la tranquilidad. Aquí os dejo algunas fotos:

Las calles de Cracovia se empiezan a llenar de ambiente
Las calles de Cracovia se empiezan a llenar de ambiente.
La Basílica de Santa María
La Basílica de Santa María.
El Mercado de Paños
El Mercado de Paños.

En este enlace encontraréis la primera parte de este post donde explico cómo fue el free walking tour por el casco antiguo de Cracovia.

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *