Probando cosas nuevas: yoga y meditación en la naturaleza

Zagarolo, 12 de mayo de 2018.

Mi compañero de habitación del Wiki Hostel practica yoga y meditación desde hace ya tiempo.  ¡Es un crack! Me ha estado contando un poco de lo que sabe y lo encuentro tan interesante que me encantaría aprender más sobre el tema. Por eso, anoche nos propusimos levantarnos pronto hoy para probar sus técnicas. Yo ya había practicado yoga en el gimnasio desde hacía unos años, pero desde que me fui a Finlandia no lo había vuelto a hacer. Por otro lado, nunca antes había probado a hacer meditación, así que esta ha sido la primera vez.

La sesión de yoga

Nos levantamos a las 8 de la mañana y con un par de mantas de nuestras camas, nos fuimos a la terraza del hostal que está en lo alto del edificio de las duchas. Es una terraza que está al aire libre, al lado de un jardín y siempre está vacía. Hacía una temperatura perfecta porque hacía fresquito y estaba empezando a subir el sol.

La terraza donde hemos hecho yoga y meditación
Arriba a la izquierda está la terraza donde hemos hecho yoga y meditación

Empezamos la sesión haciendo algunos ejercicios para fortalecer la espalda, sobre todo estiramientos y ejercicios de respiración. Mi compañero había estado un par de veces en un par de retreats de chamanismo y meditación. Explicaba todo de una forma que se me pasó la práctica volando.

Después de estirar y hacer yoga, me propuso probar algo de meditación. Si eres principiante total como yo, te recomiendan hacer unos 5 minutos y, a partir de ahí, aumentar el tiempo lo que necesites.

Primera experiencia con la meditación

En qué consiste

La meditación consiste en apartar de tu mente los pensamientos que te generan estrés, bloqueos u otros sentimientos. Es decir, aprender a visualizarlos e identificarlos pero dejarlos pasar para dar lugar a otras sensaciones que te generen bienestar. Es lo que nos referimos como “dejar la mente en blanco”. Para ello, una técnica es focalizarte en las cosas que te rodean. Por ejemplo, en tu respiración, la sangre que fluye, el sonido de los árboles, la brisa… Generar una sensación de agradecimiento a la vida y a lo que te rodea (la naturaleza, el mundo, la familia, los amigos…) y “compartir” o “enviarles” esa energía positiva a ellos también.

Para hacer meditación fuimos a la zona de césped y nos pusimos de cara al sol. Nuevamente mi compañero guió la sesión. Es cierto que al principio me costaba mucho concentrarme. Los pensamientos venían a mi cabeza y, cuando me daba cuenta, mi mente estaba en otro sitio. Sin embargo, se ve que es normal y, a medida que practicas meditación, se vuelve más fácil.

Cuando terminamos, noté una sensación de calma y relajación indescriptibles. Me sentía con energía para comenzar el día y afrontarlo con una actitud más positiva.

El sonido del Gong

Una de las cosas que más me han llamado la atención de la meditación es el sonido del Gong. Es un golpe seco que suena cada X tiempo para romper con tus pensamientos si estás distraído/a. Es decir, si mientras meditas tu mente se dispersa, el sonido del gong rompe con esta cadena de pensamientos para que te vuelvas a concentrar en la práctica. Hay apps para el móvil donde puedes configurar que suene cada X minutos.

En resumen, la experiencia de la meditación me ha sorprendido de forma positiva. Me gustaría practicar más a menudo para ver los resultados a medida que mejoro. Con el estrés y el ritmo de vida que llevamos hoy en día, nunca viene mal despejar tu mente y centrarte en lo positivo.

Turno de mediodía de 12:00h a 17:00h

Según mis compañeros, este turno es el peor de todos porque te corta el día. Yo tampoco lo veo tan malo porque es bastante tranquilito. Mi jornada ha transcurrido de la siguiente manera:

  • He limpiado las dos cocinas: la principal y la de huéspedes y voluntarios.
  • He barrido las áreas comunes, entre ellas el pasaje que va desde la puerta hasta el bosque de bambú. En el Wiki Hostel hay muchos árboles y plantas y se llena de hojas enseguida. Hay que barrer con frecuencia para mantenerlo limpio.
  • “Situazione gatti”. En el Wiki Hostel aman los gatos (hay como 5). Hay una zona donde tienen las camitas, el agua, la comida, etc. Como ha estado lloviendo tantísimo, estaba hecha un desastre (estaba todo el suelo lleno de hojas). He estado trabajando con Michela, la chica encargada de ese turno, y hemos dejado el patio como los chorros del oro. ¡Ni una sola hoja! Al principio probé con una escoba normal pero iba lentísima, así que cambié a rastrillo y, a partir de ahí, mucho mejor. Eso sí, llenamos casi una bolsa entera de basura con las hojas…
  • He vaciado las papeleras de las áreas comunes en los respectivos contenedores de reciclaje.

A la hora de comer estuve con mis compañeros Filipe y Julián y nos pusimos hasta arriba de ensalada de lentejas, arroz y espinacas. A partir de aquí, el resto de la tarde transcurrió bastante tranquila, sobre todo charlando con huéspedes.

La gala de Eurovisión 2018

Ambiente eurovisivo en el Wiki Hostel

Hace unos días enganché a algunos compañeros y huéspedes del Wiki Hostel para ver la segunda semifinal de Eurovisión en el hostal. Ese día lo vimos en mi portátil pero hoy ha sido mucho mejor: ¡nos han dejado el bar y la pantalla grande para verlo en directo todos juntos!

A las 21h nos reunimos todos los que estábamos interesados, y se fueron uniendo más personas. Los voluntarios habíamos preparado pasta para cenar mientras veíamos la gala. Y ahí estuvimos, cenando mientras comentábamos la gala, los favoritos, los peores, etc.

Viendo la final de Eurovisión en el bar
Viendo la final de Eurovisión en el bar

Había gente no Europea que también se unió a Eurovisión. Por ejemplo, el chico de Canadá del que os hablé el otro día tenía pensado salir de fiesta, pero al final se enganchó y se quedó para ver cómo terminaba la gala. Incluso, entre todos los que estábamos hicimos una quiniela con nuestras predicciones.

A la gala se sumaron los padres de la familia neerlandesa. Dejaron a los hijos durmiendo y bajaron al bar para no perderse Eurovisión. También se quedaron hasta el final.

El momento crítico

El Internet no funcionaba muy bien y perdíamos la conexión con frecuencia. Sin embargo, justo cuando estaban dando las votaciones, el Internet comenzó a morir con más frecuencia y no podíamos ni conectarnos a la red. Ni siquiera bajando al límite la calidad del streaming de YouTube. Cuando iban a decir el o la ganadora de Eurovisión, el Wi-Fi murió por completo. ¡Os lo juro!

Últimos momentos antes de anunciar el/la ganador/a de Eurovisión
Últimos momentos antes de anunciar el/la ganador/a de Eurovisión

Por suerte, el chico de Canadá tuvo la gran idea de verlo desde su móvil, así que ya os podéis imaginar… Todas las personas que estábamos en el bar alrededor del chico viendo las votaciones finales. Maldito Wi-Fi, ¡siempre tan oportuno! Pero bueno, por suerte todo fue bien.

Desde que tengo uso de razón, siempre había visto Eurovisión en casa. En esta ocasión ha sido muy especial porque, además de verlo con más gente y del buen ambiente que había, podías comentar con personas de otros países y culturas.

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *