Fin de semana en Helsinki y visita a Suomenlinna

Helsinki, 16, 17 y 18 de marzo de 2018.

Este fin de semana he tenido visita en Helsinki, así que he aprovechado para hacer un poco de turismo. Desde que llegué a Finlandia todavía no había tenido tiempo de visitar la capital a excepción de unas pocas horas el segundo día que estuve por aquí. En mi opinión, es una ciudad que puedes visitar fácilmente en un día. Claro está, en un día no te da tiempo de ver absolutamente todo, pero sí las atracciones básicas. 

De momento, las veces que he estado en Helsinki han sido de paso para ir a otro sitio, como cuando fui de Savitaipale a Rovaniemi en autobús. Hace unos años ya había estado aquí con mi familia cuando hicimos el crucero por las capitales bálticas. Sin embargo, por aquel entonces todavía no era una apasionada de los viajes. Siendo sincera, no tenía una clara imagen de lo que era Helsinki. Pero bueno, ¡ahora ya sí! 🙂

16 de marzo: de Savitaipale a Helsinki

El día de hoy ha estado plenamente dedicado a viajar del pueblo a la capital. He cogido el primer autobús con dirección Mikkeli con Savonlinja a las 11 de la mañana. Luego, he cogido el segundo autobús de Mikkeli a Helsinki a las 12:40, con Onnibus. Cuando reservas con Savonlinja puedes comprar directamente el viaje de Mikkeli o Lappeenranta a Helsinki con el trasbordo. Pero, en algunos casos, el tiempo de espera entre ambos autobuses es de 0 minutos. Entiendo que al contratar todo el viaje entero con la misma compañía no pasa nada, pero a mi personalmente me gusta ir con tiempo suficiente para ir más tranquila.

Además de la mochila iba cargada con una bolsa enorme de IKEA para entregar a modo recado. La bolsa iba llena con toda una vajilla y pesaba lo suyo. Por suerte, no sufrió daños en la zona de equipaje de los autobuses.

Tengo la impresión de que en Helsinki hace más frío que en Savitaipale, cuando debería ser lo contrario. En cuanto llegué a la estación de Kamppi lo primero que hice fue ponerme mis capas de ropa -incluido el doble abrigo. Aparte de entregar el recado, hoy no hemos hecho gran cosa, pero mañana se espera un día movidito.

17 de marzo: Turismo por Helsinki y Suomenlinna

El primer sitio que visitamos fue la Catedral luterana de Helsinki, el icono de la capital de Finlandia. Pertenece al estilo neoclásico, fue terminado en 1852 y está en la Plaza del Senado. También se le conoce como la “Catedral Blanca” por su fachada de color blanco. Me llamó la atención que apenas tiene decoración, algo propio del luteranismo. En países como España o Italia pasa todo lo contrario y es que las iglesias y catedrales están mucho más adornadas.

Catedral luterana de Helsinki
Catedral luterana de Helsinki

Después continuamos hasta la Catedral ortodoxa de Uspenski. Esta catedral fue construida unos 15 años después que la luterana y se distingue por su fachada es roja y las cúpulas verdes. Se construyó durante la época de la dominación rusa y a día de hoy es considerada la iglesia ortodoxa más grande de Europa Occidental.

Una vez ya en el puerto, decidimos hacer una pequeña excursión en ferry a Suomenlinna. Se trata de una fortaleza construida sobre seis islas y que forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. El trayecto en ferry es muy bonito ya que el barco va a través del hielo:

Trayecto en ferry a Suomenlinna
Trayecto en ferry a Suomenlinna

Para ir, puedes comprar el ticket en la máquina en el mismo puerto. Cuesta 5€ y es válido hasta 12 horas, así que te sirve para ir y volver en el mismo día. Aquí puedes consultar los horarios.

Fortaleza de Suomenlinna
Fortaleza de Suomenlinna

Por cierto, ¿sabías que en Suomenlinna se encuentra la campana más grande de toda Finlandia?

Campana de Suomenlinna
Aunque aquí no lo parezca, la campana es enorme

A la vuelta, fuimos a comer al Kauppatori o, lo que es lo mismo, el Market Square. Dimos una vuelta por el mercado para tantear ofertas y precios y finalmente nos decantamos por el Kalatukku E. Eriksson Oy. Tenía muchísimo antojo de sopa de salmón y vimos que allí les quedaban las dos últimas raciones. Además, a un precio relativamente económico (12€). ¡La sopa estaba buenísima!

Kalatukku E. Eriksson Oy
Sopa de salmón en Kalatukku E. Eriksson Oy

Después de comer fuimos caminando hacia el monumento a Sibelius. Se trata de una escultura dedicada al compositor finlandés Jean Sibelus, el autor del himno de “Finlandia” y uno de los símbolos culturales del país. El monumento recuerda a un órgano y cuenta con más de 600 tubos de acero huecos.

Monumento a Sibelius
Monumento a Sibelius

Antes de llegar al parque Sibelius hicimos el amago de caminar sobre el mar helado pero el hielo se estaba derritiendo demasiado rápido. Quise probar cómo de resistente era pero casi se me hunde el pié y el hielo se resquebrajó. Preferimos coger por el lateral por precaución. Lo que no entiendo es que en el mar se veía a gente paseando a los perros o con trineos, y a ellos no se les resquebrajaba.

Eso sí, las vistas del mar cuando empezó a anochecer eran preciosas.

18 de marzo: de Helsinki a Savitaipale

Después de pasar el fin de semana en Helsinki, hoy me he vuelto a Savitaipale. He cogido el autobús a la 1 de la tarde haciendo el recorrido inverso de la otra vez. Es decir, primero ir hacia Mikkeli, que son 3 horas, y después de allí a Savitaipale, que es una hora. Sin embargo, al llegar me he encontrado con la casa casi vacía porque la mitad de mis compañeros están en el cottage y llegan dentro de unos días. 

A los que nos quedamos en Savitaipale, nos han comunicado que mañana tenemos un reto: ¡¡limpiar toda la casa!! Cuando trabajamos dejamos todo hecho un desastre y mañana nos toca dejarlo todo como los chorros del oro. Pero bueno, no hay nada que no se pueda hacer con un gran equipo así que ¡allí estaremos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *