Ruta al pico de Sarnia Skała y a la cascada de Siklawica

Zakopane, 15 de julio de 2018.

Desde que llegué a Zakopane he estado a tope con las rutas de senderismo. Cada vez que tengo día libre intento hacer alguna excursión por el parque nacional. La última que hice fue la de Czarny Staw Gąsienicowy y fue bastante larga, ya que estuvimos cerca de 10 horas caminando. Como hoy tenía el turno de tarde/noche en el hostal, mi compañero Jonathan y yo decidimos hacer una ruta más ligera pero que nos permitiera aprovechar la mañana. Al final nos decantamos por subir al pico de Sarnia Skała y la cascada de Siklawica.

La ruta hacia Sarnia Skała

Sarnia Skała es un pico que está a 1377 metros y que forma una cresta rocosa de unos 300 metros de largo. Está situado entre los valles Białego y Strążyska en la región norte de los montes Tatras.

Hay varias formas de llegar dependiendo de en qué entrada del parque comiences. Como  nosotros sólo teníamos la mañana libre decidimos ahorrar tiempo y empezar directamente desde Kuźnice. Cogimos el autobús desde Jaszczurówka y en 10 minutos ya estábamos en la entrada del parque.

Comenzamos la ruta en el trail azul que va desde Kuźnice hasta Kalatówki, un claro rodeado de bosques en el valle de Bystra. En este área encontramos un hotel de montaña llamado Hotel Górski PTTK Kalatówki donde había un bar y un merendero. Podíamos continuar por el trail azul hasta el siguiente refugio o tomar el trail negro hacia Sarnia Skała. Nosotros cogimos el segundo para comenzar el progresivo ascenso hacia el pico.

Comenzando el ascenso a las alturas
Comenzando el ascenso a las alturas
Subiendo...
Subiendo… y subiendo…

Después de casi dos horas caminando llegamos a una especie de claro donde se hallaba el sendero para subir a Sarnia Skała. Allí había un montón de gente merendando o descansando en unos asientos de madera. Nosotros decidimos continuar subiendo. En apenas 10 minutos… ¡ya estábamos en la cima!

¡Llegada a Sarnia Skała!
¡Llegada a Sarnia Skała!

El paisaje desde arriba era impresionante y desde la cresta se podían hacer fotos espectaculares.

Desde lo alto de la cima de Sarnia Skała
Desde lo alto de la cima de Sarnia Skała

Por un lado, se veían los montes que emergían del valle y por otro lado se veía Zakopane en la lejanía. Además, como había muchas nubes el ambiente era más atmosférico y las sombras provocaban un juego de colores de lo más bonito.

Vistas del valle y los montes Tatras desde Sarnia Skała
Vistas del valle y los montes Tatras desde Sarnia Skała
Zakopane desde Sarnia Skała
Zakopane desde Sarnia Skała

La cascada de Siklawica

Para volver de Sarnia Skała descendimos por el mismo sendero del que habíamos venido hasta incorporarnos de nuevo al trail negro. Al cabo de media hora de bajada llegamos a Strążyska, otro claro donde encontramos un merendero y un modesto bar donde ofrecían sopa y otros aperitivos polacos.

Para ir a Siklawica, tomamos el trail amarillo que nos dejaba allí en poco menos de 10 minutos. Siklawica está justo debajo de la pared norte de Giewont, otra de las cumbres más conocidas de los montes Tatras. Para mi sorpresa, la cascada era muy pequeñita (no tenía más de 23 metros de altura) y estaba bastante llena de gente, por lo que era prácticamente imposible hacer una foto sin que salieran otros excursionistas. 

La cascada de Siklawica
La cascada de Siklawica

Para regresar, volvimos de nuevo a la intersección donde estaban el bar y el merendero. Allí tomamos el trail rojo que transcurría por el valle de Strążyska y terminaba en otra entrada del parque. Este sendero era bastante resbaladizo porque había llovido bastante los días anteriores y estaba todo lleno de fango. Además, las rocas y las piedras del suelo eran poco firmes y tenías que ir con cuidado de no caerte. Llegamos a la entrada de parque en unos 35 minutos.

Regreso al hostal

Como no sabíamos muy bien dónde habíamos terminado, comenzamos a caminar siguiendo nuestra intuición. Entre una cosa y otra acabamos en el centro de Zakopane pero como nos daba bastante pereza caminar una hora hasta el Good Bye Lenin Hostel decidimos coger el autobús.

En esta ocasión tomamos la línea 11. Hasta entonces, para ir desde Zakopane a Jaszczurówka había utilizado una especie de autocares pequeñitos. Sin embargo, la línea 11 y los autocares privados funcionan de forma distinta. Por ejemplo, en la línea 11 tienes que comprar el billete en una máquina dentro del mismo autobús y puedes seleccionar la tarifa estándar o reducida (por ejemplo, si tienes carnet de estudiante). A continuación, tienes que validar el ticket en otra máquina. Para bajar, tienes que pulsar el botón antes de llegar a tu parada.

Por otro lado, en los autocares privados tienes que comprar el billete directamente al conductor, no hay tarifa reducida y tampoco ningún botón para avisar de tu parada. Tienes que levantarte e ir a la puerta o bien confiar en que el conductor pare. Por ejemplo, cuando fuimos a Morskie Oko pensamos que el conductor pararía en todas las paradas pero no fue así. Si no llegamos a darnos cuenta, acabamos en el centro de Zakopane.

Turno de tarde/noche

En cualquier caso, llegamos al hostal a tiempo para mi turno, e incluso antes. Casualmente hoy había un partido de fútbol importante y una de mis compañeras quería verlo. Como a mi el fútbol no me gusta absolutamente nada, no me importaba cubrirle el turno durante unas horas. A cambio, ella me sustituirá mañana durante las horas del mismo turno, así que todo bajo control.

Para terminar, en este enlace os dejo la ruta de senderismo a Sarnia Skała que hemos hecho hoy. Allí encontraréis todos los detalles 🙂

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *