Aprendiendo a elaborar masa para pizzas desde cero

Zagarolo, 16 de mayo de 2018.

Hoy he aprendido algo completamente nuevo: ¡hacer masa para pizzas desde 0! Los que seguís mi blog ya habréis leído en más de una ocasión que soy una cocinera nefasta. Pero, ¡eh! Ganas de aprender no me faltan. Así que hoy he ayudado a mi compañero Filipe a preparar la masa de pizza para la Pizza Party del viernes. De momento ha sido una de las experiencias top y el resultado ha sido bastante decente…

 Yoga al aire libre

Por la mañana mi compañero Jocelyn y yo nos hemos levantado a las 8:30 para hacer nuestra sesión de yoga. Es la segunda vez que lo hacemos y nos hemos propuesto continuar con las prácticas, a poder ser diariamente. Como ayer había estado lloviendo todo el día la terraza estaba muy sucia de barro, así que nos pusimos en la terraza junto a la piscina. El suelo está cubierto por césped sintético y cuando pusimos las mantas de la cama (no tenemos esterillas de yoga…) se empezaron a humedecer a saco. ¡Acabaron mojadísimas!

Queríamos seguir un vídeo del canal de Yoga With Adriene que consiste en ejercicios y estiramientos para aliviar el dolor de espalda. Sin embargo, no había forma alguna de cargar el vídeo. El Wi-Fi iba lentísimo, Internet se bloqueaba, o mi portátil me pedía continuas actualizaciones… Al final hicimos la sesión por libre, algunos estiramientos y ejercicios de respiración, y poco más. ¡Mejor eso que nada!

Breve descanso en la piscina

Después de la sesión de yoga y de estar un rato de aquí para allá, milagrosamente empezó a salir el sol. No solo eso, también empezó a hacer un montón de calor así que me fui un ratito a la piscina a tomar el sol. Después de haber estado unos meses viviendo en Finlandia y en Estonia estoy más blanca que la pared… Así que un poco de color no me venía nada mal. Además, teniendo en cuenta el mal tiempo que ha hecho estos días ya podíamos aprovechar el poco sol que había.

Al final acabamos juntándonos unos cuantos en la piscina. Estuvimos mi compañero Julián, Nick (el chico estadounidense), Peter-Paul (un voluntario de la granja del Wiki Hostel), Orianne (una chica de Francia) y Elana (Canadá). Algunos de ellos incluso se bañaron en la piscina. Yo esta vez preferí ser precavida y no pillar el resfriado del siglo.

El buen tiempo duró poquísimo porque después de comer empezó a acercarse un nubarrón. Al rato, como no, empezó a llover como si no hubiera un mañana. Empiezo a pensar que estas lluvias tan repentinas son comunes en las primaveras romanas…

Turno de tarde de 17:00h a 22:00h

Este turno me ha encantado porque mi compañero Filipe y yo hemos preparado la masa de pizza para la Pizza Party del viernes. Ha sido muy interesante porque no lo había hecho nunca. Me he dado cuenta de que es un proceso al que hay que darle cariño porque no se hace de un momento a otro. Además, si no sigues los pasos correctos la puedes fastidiar bastante.

El proceso para hacer masa de pizza

Primera parte:

  1. Añadimos unos 8kg de harina normal y harina para pizza en un recipiente de plástico. Lo mezclamos todo bien.
  2. Añadimos unos 5 o 6 litros de agua a la masa. Al mezclar la harina con el agua se hacía cada vez más pesado porque la masa se volvía muy consistente. Sin embargo, era muy terapéutico porque lo hacíamos todo con las manos.
  3. Una vez todo bien mezclado, tapamos el recipiente con papel de plástico y dejamos la masa reposar durante 2 horas.
La masa, en proceso
La masa, en proceso

También le añadimos levadura, pero no recuerdo bien qué cantidad…

Mientras dejamos la masa reposando, aproveché para hacer otras tareas de mi turno. Por ejemplo, limpiar las dos cocinas, preparar el bar para la noche, cambiar las bolsas de basura y preparar el desayuno para el día siguiente, igual que hice ayer. Por cierto, me he dado cuenta de que cuando limpiamos las botellas de leche y zumo, la boquilla no huele muy bien… Así que hay que darle un buen repaso.

Dejando reposar la masa de pizza
Dejando reposar la masa de pizza en el recipiente

Segunda parte:

Dos horas después, volvimos con la masa de pizza que, por cierto, había triplicado su tamaño. Hicimos lo siguiente:

  1. Añadimos 300g de sal y 100g de aceite, y volvimos a mezclar bien. Cada vez era más difícil porque la masa pesaba un montón. Además, se te pegaba en las manos. Una vez lista, llegó el mejor momento de todos. Como era la Pizza Party, mi compañero Julián entraba a trabajar en el siguiente turno y teníamos 2 horas los tres juntos. Tocaba añadir más harina a la masa.
  2. La técnica consistía en ir añadiendo harina progresivamente e ir amasando hasta que la mezcla quedara “pegajosa”. Entonces añadíamos otro poco más de harina y volvíamos a amasar. Así hasta que tuviéramos una masa consistente y (más) difícil de mezclar. Era muy gracioso porque cada uno de nosotros teníamos un cacho de masa e íbamos a nuestra faena (con música metal de fondo).
  3. Finalmente, juntamos las tres masas y la dejamos reposando nuevamente en el recipiente cubierto de plástico.
Así amasaba, así, así...
Así amasaba, así, así…

Acabé cansada y con las muñecas hechas polvo de tanto amasar. Parecíamos súper pros con los delantales de cocineros:

Los cocineros del Wiki Hostel
¡Los cocineros del Wiki Hostel!
¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *